Fisterra inmortaliza el gozo de Stephen Hawking en su lugar más “hermoso”

El Ayuntamiento de Fisterra ha inaugurado hoy el primer lugar público de España dedicado al científico Stephen Hawking, la plaza del cabo más occidental del mundo antiguo que inmortaliza la frase que pronunció el británico en su visita en 2008: “Gocé de mi visita al fin del mundo, qué hermoso lugar”.

La plaza frente al faro de Fisterra, uno de los puntos más visitados de Galicia, estrena hoy la denominación que ganó en 2012, pero que no se había hecho oficial.

El profesor de la Universidad de Santiago de Compostela (USC) Jorge Mira ha comentado, en declaraciones a EFE, que el vínculo de esta emblemática localidad de A Costa da Morte y Hawking llega de una visita en septiembre de 2008, cuando el científico británico quedó enamorado de la zona.

Hoy se ha descubierto la placa con la que Stephen Hawking da nombre a este lugar, que recoge la frase “Gocé de mi visita al fin del mundo, qué hermoso lugar”, que el propio físico plasmó en su día en el libro de visitas de Fisterra.

Todo empezó, según revela Mira, cuando se creó el Premio Fonseca de divulgación científica en la USC en 2008 y Hawking fue su primer ganador, por lo que estuvo en Galicia durante ocho días para recogerlo.

“Fue una visita histórica, con muchísimo impacto mediático. Lo llevé a Fisterra y le encantó, era un día precioso y vio aquella amplitud que contrasta con él, que vive encerrado en su propio cuerpo. Le sentó tan bien, quedó tan encantado que cuando viaje en barco siempre que pasa por Galicia”, explica.

El propio Mira y un amigo periodista propusieron, cuando en Fisterra se habló de cambiar el callejero, darle el nombre del físico británico a algún punto de especial interés y su idea fue aceptada de buen grado por el pleno.

El científico está “muy contento”, pues le gusta este detalle de un lugar que incluso recomendó a su jefe de equipo cuando este buscaba dónde pasar su luna de miel.

“Ahora es un pequeño estímulo para visitar ese espacio que ya es muy atractivo. Se va a convertir en un punto de referencia que tiene como refuerzo una imagen muy poderosa”, subraya Jorge Mira.

Se trata de un lugar emblemático donde se ve uno de los últimos atardeceres de Europa y que ahora cuenta con “un incentivo más”, según comenta el alcalde, José Marcote.

El regidor incide en que ahora el “emblema” de Fisterra, el faro que se visita desde hace siglos como ruta de peregrinación que acaba donde se pone el sol, estará también asociado con aquellos que dejan allí su impronta.

Varios ganadores del Premio Nobel lo han visitado, junto a personalidades de renombre, y ahora el Ayuntamiento pretende recuperar una exposición en los espacios del faro para recordar la presencia de aquellos que más han contribuido a la sociedad.

“Es un motivo más para visitar Fisterra y el faro”, declara el alcalde, que ya negocia con la Autoridad Portuaria para poder dar otro impulso al turismo en el cabo.

La cónsul honoraria del Reino Unido en Galicia, María García de la Concha, ha agradecido el gesto y ha recordado los numerosos vínculos del país al que representa y la comunidad gallega, desde la etapa en que el general Sir John Moore murió en la batalla de Elviña, en A Coruña, en plena Guerra de la Independencia Española.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *