Excelente experiencia en la casa del gran Pepe Solla

Casa Solla, uno de los mejores restaurantes del país. Al frente, un hombre, el cual se entrega a su pasión… Él es Pepe Solla, que no sólo se esconde en su cocina donde hace pura magia, si no que interviene e interactúa con el comensal.

Tras hacerse cargo del restaurante familiar hace unos 15 años y renovar su carta, inició también una revolución paralela en la gastronomía gallega. A su espalda una estrella Michelín y tres soles Repsol!

Casa Solla, situado en el municipio pontevedrés de San Salvador de Poio, conserva la esencia de sus orígenes, un antiguo pazo cuyas vistas desde la sala muestran el bonito paisaje rural, pero también refleja contemporaneidad e innovación.

Todo magia y todo sorpresas, donde rinde culto a la materia prima gallega sumándole toques actuales e innovadores La mesa en la que nos sentamos era fantástica, redonda y con grandes vistas al campo.

Degustamos el menú gastronómico. Todo estaba de 10, cada plato mejor que el anterior.

En un ambiente minimalista donde todos los detalles están cuidados al máximo, platos como cigala en mayonesa de wasabi y rábano negro, filloa-fajita de raxo ahumado, tartar de navaja, pata de vaca y puerro cremoso…, dan cuenta de la justificada fama del ineludible restaurante de Poio (Pontevedra).

Sin duda podemos decir que comer en casa Solla es mucho más que una experiencia gastronómica, se puede decir que es un poema de sensaciones…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *